viernes, 27 de septiembre de 2013

Voluntariado europeo en Croacia


Cuando le propusimos a Zoe que nos contara su experiencia sobre el Servicio de Voluntariado Europeo (SVE) que realizó en Croacia no se lo pensó dos veces, según nos cuenta, esta vivencia le ha cambiado la vida, pero dejemos que sea ella la que nos lo cuente...

"Todo comenzó como suelen empezar estas cosas, eres una persona inquieta, tienes ganas de moverte, hacer cosas y no sabes cómo...y de pronto un amigo me habló del SVE. Mi cara al hablarme de un voluntariado europeo debió de ser para recordar, no entendí nada. Pensé, vale te vas fuera, no tienes conocimiento del idioma, pero quieres hacer algo útil...

Fue entonces cuando decidí ir a la Concejalía de Juventud, donde me asesoraron cómo buscar proyectos según mis intereses. Cuando vi la posibilidad que ofrecía, quería apuntarme a todo, me costó tomar la decisión, pero al final creo que hice el voluntariado en la mejor organización que pude escoger, una reserva de osos de una pequeña aldea de Croacia.

Si hago memoria y me pongo a pensar cómo me ha cambiado esta experiencia, creo que ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida. Durante mi voluntariado tuve la oportunidad de adquirir nuevos conocimientos, cosas que no se enseñan en los libros, en las escuelas, aprendes de otras personas, de sus vivencias: aprendes qué es tolerancia.

Con el SVE rompes barreras, conectas con las personas. Ahora tengo amigos en todas las partes del mundo y sé que en todos los lugares hay gente con ganas de ayudar y con la que puedo contar a la hora de desarrollar ideas y crear conciencia.

Esta vivencia me ha orientado tanto personal como profesionalmente. Me ha hecho darme cuenta de qué cosas quiero o no en mi vida, cuánto significa para mí la gente y que hay que saber comprenderla por su contexto, pasado y presente. Me ha hecho saber que el mundo en el que vivimos es sólo uno, es para todos y debemos respetarlo para que las generaciones que nos siguen tengan las mismas oportunidades que nosotros hemos tenido. Y lo más importante, me ha permitido poder compartir y realizarme como persona.

Tengo que reconocer que no todo fue fácil. Te enfrentas a un nuevo idioma, una nueva cultura, nuevas formas de vivir que chocan con lo que estás acostumbrado, tu gente está lejos y el invierno en ciertos países se hace duro. Pero hablándolo con otros amigos que han hecho el SVE en diferentes países, todos coincidimos en que es una experiencia que te cambia y que sin lugar a dudas repetiría y recomendaría."

Muchas gracias Zoe por compartir esta vivencia tan bonita que has tenido gracias al SVE.
¿Y tú, quieres compartir tu experiencia ? Ponte en contacto con nosotros, porque tú eres el protagonista de este servicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario