viernes, 8 de noviembre de 2013

Diario de un voluntario... en Benicàssim.

¡Hola! Somos Katerina y Sea, dos de los ocho voluntarios europeos del SVE de la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Elche.

 La semana pasada fuimos a Benicàssim para realizar la formación "de llegada" junto con el resto de voluntarios de la Comunidad Valenciana. En total éramos 30 jóvenes, que nos hospedamos en el albergue juvenil Argentina, un precioso albergue a pie de playa que nos permitió entrar en contacto desde el primer momento con el clima español e incluso darnos algún chapuzón.

Pero no todo fue diversión, allí aprendimos cuáles son nuestros derechos y responsabilidades como voluntarios en este país, las funciones de nuestros tutores y de las organizaciones de acogida y una introducción a la cultura española.
     
Y la mejor forma de mezclarnos con la población fue mediante actividades. Uno de las que más nos gustó fue la Gymkana que hicimos en la ciudad para hablar castellano, en la que tuvimos que tomar fotografías en lugares típicos. Y con la que mejor nos lo pasamos fue “Un boli para un Mercedes”, un juego de intercambios en el que empezamos ofreciendo un caramelo de la UE a cambio de objetos de más valor y así conseguimos, ante nuestra sorpresa, un billete de 5 pesetas de 1935 del Banco de España que nos dio un anticuario, quien dijo que “era precioso que la UE lo hubiera escogido para este juego”.



Al principio, fue complicado, porque estuvimos indecisos con el idioma, después nos fuimos animando y hablamos mucho más. La gente fue simpática, aunque, para nosotros, en Elche lo es mucho más.

Disfrutamos mucho y fue una experiencia “muy única y rica”. ¡Hasta dormimos siesta (sin ser costumbre de nuestro país)! Pero es que “somos españoles poco a poco”.

Os seguiremos contando nuestras aventuras en Elche.

Continuará...
A suivre...

Na pokraĉovaní...


Katerina y Sea

No hay comentarios:

Publicar un comentario