viernes, 8 de mayo de 2015

III TORNEO PROVINCIAL DE BALONCESTO JUNIOR FEMENINO CENTRO JUVENIL LA MARINA


El pasado fin de semana se celebraba el III Torneo Provincial de Baloncesto Junior en La Marina, organizado por el Centro Juvenil La Marina, con una gran éxito de asitencia y participación. Laura Rico, coordinadora del centro juvenil y "alma mater" del proyecto y Aída Candela, jugadora del equipo, nos cuentan, desde su punto de vista, cómo han vivido estos tres años de torneo:

Laura, tercer año de torneo y tercer año de éxito, tanto de asistencia de público como de participación de equipos. ¿De dónde nace la idea de realizar este torneo y con qué finalidad se celebra?
La idea principal salió cuando se decidió federar al equipo en la liga de la Federación de la Comunidad Valenciana, ya que a nivel local no había categoría junior femenino, y si queríamos competir sólo podríamos hacerlo de esta manera.
Como las cuotas son muy elevadas de la Federación, y nosotros nacemos de un grupo de jóvenes del Centro Juvenil La Marina, y no tenemos el aval de un club para hacer frente a dichas cuotas, decidimos hacer un torneo para autofinanciarnos la liga con la Federación. La primera fecha pensada fue en septiembre, para así empezar a pagar las primeras cuotas de septiembre y noviembre. Pero no tuvimos éxito ya que para los equipos son muy malas fechas por ser la pretemporada.
Como no nos rendimos antes las diversidades, decidimos federarnos igualmente y buscar colaboradores que nos ayuden, y gracias a los comercios de La Marina y a la Asociación de Vecinos Pinomar pudimos empezar con nuestro sueño de jugar en competición.
Aún así la idea del torneo no se nos iba de la cabeza, y pensamos en hacerlo como final de temporada, con la idea de, a parte poder financiar la siguiente temporada, de convivir con otros equipos de la provincia a través del deporte de una manera sana y divertida, y seguir fomentando el deporte como una práctica de ocio saludable.
Después de la primera experiencia vimos que dicho torneo es una “fiesta” de final de temporada, donde jugadoras de varios lugares conviven durante dos días. Así que lo hemos añadido a nuestro calendario como una actividad anual. 

Cada año ha ido aumentando el número de participantes, ¿a qué crees que se debe? 
Sobre todo por la gran labor que hacen los voluntarios del torneo. Trabajan muy duro para que todo esté listo antes del comienzo del torneo, porque cada año se han mejorado para hacerlo mejor y porque reciben muy bien a los equipos visitantes, los tratan muy bien, y todo eso hace que los equipos se sientan cómodos y disfruten. Por eso algunos equipos han ido repitiendo en los próximos años, aquí mencionar al Clivus Basquet de Crevillente que ha participado en los 3 torneos, y otros nuevos que se van apuntando por la buena “fama” que va cogiendo este torneo. 
Recuerdo el primer año, en el 2013, que nos llovió "a mansalva", aquí poco llueve, pero ese fin de semana cayó el agua de todo un año, nos granizó, mucho aire y frío. Cuando horas antes de empezar el torneo vimos el tiempo, sólo queríamos llorar, porque parecía como que todo el trabajo se iba a ir a pique. Los equipos participantes un tanto nerviosos, porque no sabían si se podría hacer el torneo o no, ya que una de las canchas está en el exterior.
Pero en los Scouts aprendí a que hay que sonreír ante las dificultades, así que nos pusimos manos a la obra, lo reestructuramos todo para jugar en una sola cancha y montar todo el tinglado en la mitad de espacio que teníamos. Mimando mucho a los equipos participantes para que su estancia fuera lo más confortable posible a pesar de las adversidades de la meteorología. Y creo que todo esto fue lo que nos dio fuerzas para montar un evento de esta envergadura y hacer que cada año tengamos a más gente.

¿También se ha apreciado un aumento del nivel de juego de los equipos que han ido participando?
La verdad que hemos tenido equipos muy buenos, algunos de ellos han llegado a jugar las finales autonómicas, como puede ser el San Blas Alicante, y claro, eso siempre hace que el nivel del torneo sea mayor. Pero también es importante ver que equipos con un nivel más bajo durante la liga han ido creciendo y superado sus limitaciones, y como les plantaba cara a los equipos más fuertes. Aquí mencionar al ATS Torrellano, que fue el 3º clasificado del torneo, cosa que ellos en un principio lo veían muy lejos, y su gran trabajo en equipo les dio su recompensa.
En este torneo hubieron muchos partidos muy reñidos, con prorroga al final en dos ocasiones, lo que nos hace ver que los equipos lo daban todo y que el nivel era medio-alto.

En cualquier torneo hay una gran competitividad, pero no por ello todo vale. ¿Cuál ha sido el equipo qué he hecho gala de un mayor respeto y de un juego limpio?
Es difícil contestar a esta pregunta, porque todos los equipos jugaron con mucha deportividad, dentro de la competitividad que había entre ellos, claro está. Todos participaron con la ilusión de ganar o de quedar en buen puesto, pero como dices, no todo vale, eso es algo que la organización tenemos muy presente y lo trabajamos durante el torneo para que entre los equipos no hayan enfrentamientos.
Pero bueno, nos tenemos que decantar por un equipo para entregarle el trofeo,  así que este año se ha decido darle la mención especial de equipo más deportivo al CB Guardamar. Pero repito, fue difícil elección, porque la mayoría tuvieron una actitud muy deportiva, tanto las jugadoras, como el entrenador y como los padres.

Aunque todas las participantes demostraron un nivel y una técnica digna de mención, en todo evento deportivo hay un jugador estrella. ¿Quién fue la que se proclamó con el título de “Mejor jugadora” que cada año se otorga en este evento?
El primer año se lo llevó una jugadora de Cabo Mar de Alicante, el equipo campeón del torneo, en el segundo año se lo llevó una jugadora del Clivus Basquet de Crevillente, equipo campeón de ese año, y en este tercer torneo el premio a la mejor jugadora cayó en Ana Mª Grech Pérez del Centro Juvenil La Marina, que aunque no haya sido el equipo vencedor, una de sus jugadoras fue la estrella.
Sabemos que darle este premio a una de nuestras chicas suena algo mal, que se pueda pensar en “tongo” o algo parecido. Pero este premio se da sacando los puntos que mete cada jugadora durante todo el torneo y valorando las faltas personales cometidas. Así de esta manera, premiamos los puntos y su actitud deportiva.
Ana, del CJ La Marina, tuvo la mayor puntuación de tantos y muy pocas faltas personales, además que se vió en todo el torneo su actitud en la cancha, lo daba todo, nunca tiraba la toalla y ayudaba al equipo. Todos los equipos, estoy segura,  vieron este premio más que merecido, porque incluso algunos luego nos lo decían a la organización, “ha sido una muy buena jugadora, muy luchadora, enhorabuena”

¿Qué destacarías del torneo? 
Para mí una de las mejores cosas del torneo, y que más satisfacción me da, es el equipo de voluntarios que tengo año tras año, y cada vez más numeroso. Tanto los voluntarios de la Asociación de Vecinos Pinomar, que ayudan con la infraestructura del torneo y el orden durante el evento, como a los jóvenes del centro juvenil que se prestan a ayudar para hacer de árbitros de mesa (una función muy importante en los partidos y muy cansada, porque entre partido y partido sólo habían 10 minutos de descanso) y para estar pendiente de que todos los equipos tengan agua en los partidos y los banquillos adecuados.
La gran labor de toda esta gente, que lo hace para los demás, sin recibir nada a cambio, que no es sólo el trabajo durante el evento, si no semanas antes y días después. Es lo más valioso, porque sin ellos este evento no tendrían los resultados tan positivos que tiene. Así que aprovecho para darles mil gracias por creer en nuestro proyecto de Baloncesto, y por estar ahí estos tres años, son los mejores.
Ahh, y no me quiero olvidar de los grupos diferentes que cada año han pasado para dinamizar el evento. El primer año tuvimos a un grupo de gimnasia rítmica amenizando la final, el segundo año al grupo musical ilicitano Redvan para la clausura, y este año al grupo de Fitnees La Marina para el descanso de la final. Todos ellos gratuitamente y dan un color especial al torneo, que todos los participantes agradecen.
Otra cosa a destacar es a todos los equipos participantes, que dan muy buen rollo al torneo y que trabajamos conjuntamente para fomentar el deporte entre los jóvenes-adolescentes para un ocio saludable.
Gracias a:    Elche CF Basket B
      Elche CF Basket C
Clivus Basquet
Clivus Basquet A
San Blas Alicante
CB Guadamar
Imagina Carmelitas
ATS Torrellano

Y así nos cuenta cómo lo ha vivido, con el sabor agridulce de una despedida, Aída Candela, jugadora del equipo Centro Juvenil La Marina.


¿Ha sido una buena experiencia volver a participar en este evento? ¿Por qué?
Si, porque ha sido una bonita forma de terminar este proyecto y de jugar nuestros últimos partidos pasándolo genial, sacando lo mejor de nosotras y haciendo amistad con los otros equipos.

¿Cómo evaluarías vuestra participación en el torneo?
Yo creo que buena, ya que en nuestro grupo habían equipos muy buenos y supimos defender bien y aprovechar las ocasiones de contraataque. Nos costó pero sacamos lo mejor de nosotras para intentar ganar.

Todo esfuerzo tiene su recompensa, y en vuestro caso podéis estar orgullosas del juego desarrollado en la cancha.  ¿Cómo os preparasteis para el campeonato?
Desde la pre-temporada hemos estado entrenando mucho para los partidos de liga, y el torneo nos lo tomamos igual de serio. Todas las cosas que nos costaban las estuvimos entrenando y en el torneo se demostró.

Además de ser una cita clásica para vosotras, este año, el Torneo de Baloncesto de La Marina supone un momento especial, pues es vuestro último partido como equipo. ¿Ha merecido la pena formar parte de este proyecto y haber sido jugadora del CJ La Marina todo este tiempo?
Formar parte de este proyecto ha sido una de las experiencias más increíbles que he vivido. He podido aprender muchísimo sobre baloncesto, sobre los valores y el respeto hacia el entrenador y tus compañeras de equipo, pero sobre todo la amistad que hemos formado todas las jugadoras, eso si que no nos lo quita nadie.

¿Cómo y cuándo nació el equipo?
Todo esto empezó hace tres o cuatro años, en el centro juvenil nos dieron tres deportes a elegir, y todas elegimos baloncesto. Entonces sólo íbamos a jugar a baloncesto por hacer algo los martes y jueves por la tarde, pero poco a poco fue convirtiéndose en algo más serio y fue cuando decidimos formar este equipo.

¿Qué cualidades destacarías de tus compañeras?
 Lo que más destacaría sería la fuerza y la capacidad de no dar nada por perdido, dándolo todo desde el principio del partido hasta el final. Porque hace que el equipo avance y no se deje achantar por nada.

Si tuvieras que definir al equipo y su trayectoria, ¿cómo lo harías? 
De ser un equipo de chicas que no tenían ni idea de jugar a este deporte, a ir mejorando poco a poco con ganas y fuerza, y acabar siendo un equipo fuerte y pudiendo competir con otras chicas que llevan jugando muchísimo tiempo. Creo que somos muy perseverantes y muy luchadoras.

Las despedidas siempre son agridulces, pero ¿con qué te quedas de haber estado estos años en el equipo? ¿Qué es lo que más te ha gustado de haber sido una de sus integrantes?
Me quedo con todo lo que hemos pasado. Está claro que los partidos perdidos nos son buenos, pero eran buenos para que en los próximos partidos lo hiciésemos mejor. También me quedo con las victorias o bien luchadas, los entrenamientos (que ahora echaré mucho de menos) y con las acampadas donde nos olvidábamos de todo y solo éramos nosotras y el baloncesto. Y me quedo con las risas y con las lágrimas de felicidad que más de una vez hemos soltado. Me ha gustado haber disfrutado todos estos momentos con mis compañeras.

¿Qué consejo le darías a esos jóvenes que no se han decidido aún por la práctica de algún deporte? 
Que se animen a hacer deporte. A parte de que es más saludable, ayuda a relacionarse con otras personas, a enseñar a respetar a los demás, a tener unos valores (el baloncesto es uno de los deportes más importantes en este tema) y a encontrar en ti mismo algo que te motive en iniciar proyectos nuevos como puede ser un equipo o un club en el que desarrollar aptitudes que no sabías que tenías



"Tengo que agradecer a todas las jugadoras del equipo, y por supuesto al entrenador, tanto a las que empezaron desde el principio como a las que se fueron uniendo a este maravilloso mundo, toda su esfuerzo, ganas de aprender, sus lloros en la caídas, sus risas en las victorias, sus enfados en momentos de tensión, el compañerismo, dar la mano a la que se cae al suelo,... son tantas cosas!!, porque han hecho que sea un equipo especial, donde se ha aprendido desde cero que se puede conseguir los sueños.
Llevaros un granito de todo lo aprendido para construiros vuestros caminos, cuando tengáis caídas y/o decepciones os acordéis de como habéis superado vuestros miedos en estos tres años, si uno quiere uno puede.
GRACIAS EQUIPO. Laura Rico"



No hay comentarios:

Publicar un comentario