lunes, 5 de diciembre de 2016

Entrevista a Carmen Boza - Cantautores 2016




Cinco finalistas, junto al ganador del pasado certamen, Rafa Álvarez, subirán el próximo 17 de diciembre al escenario del Gran Teatro de Elche para celebrar la final del Certamen Nacional de Jóvenes Cantautores organizado por la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Elche.

Este año, la artista invitada será Carmen Boza, a quien conocemos un poquito más en esta entrevista que nos ha concedido.



Aún habiendo sido debutante en el formato de Lp con La mansión de los espejos (2015), tu experiencia publicando canciones es bien conocida, pues dos son los trabajos que preceden al citado disco: Lapislázuli (2011) y Rollitos de Primavera (2013). ¿Cómo los describirías, desde la distancia de los años que han pasado?

Creo que justamente son eso, “canciones”.

Ahora mismo los definiría como mi etapa de contacto con el arte de hacer canciones, una etapa que abarca desde que empecé a tocar la guitarra y hacer las primeras hasta ahora que tendré unas 40 o así y preparo el siguiente disco.

Son grabaciones caseras en ambos casos con una producción amateur a cargo de Román Méndez en el caso de Lapislázuli y en Rollitos friqueé yo sola en casa. Son mis primeras grabaciones, así que les tengo cariño en teoría, pero aún están demasiado cerca de “La Mansión de los Espejos” -incluso LMDLE incluye una canción que aparece ya en Lapislázuli y varias que lo hacen en Rollitos- para escucharlos y no sentir mucha cosilla.

Por eso es lo de que son mi toma de contacto con lo de hacer “canciones”.

El segundo de ellos, Rollitos de primavera, fue fruto de la recopilación de todos los vídeos subidos a Youtube sin mayor artificio que tu voz, tu guitarra y algo de percusión. ¿Por qué decidiste utilizar esta plataforma digital para dar a conocer, antes de saber que formarían un precioso disco, tus composiciones?

Bueno, no fue exactamente así.

Youtube era por ese entonces otra cosa distinta a como lo conocemos ahora, no existía la figura de Youtuber ni nada de esto; yo subía mis canciones cuando las acababa de hacer porque supongo que era un poco adicta a ambas sensaciones: la de acabar una canción y saber que era buena y la de enseñársela a todo el mundo y que ellos me lo dijeran y creo que todo eso se retroalimentaba de una manera bastante rara e inocente a la vez.

Youtube estaba empezando a ser popular, era fácil, era rápido y era gratis. Por eso supongo que lo acabé utilizando.

Respecto al recién llegado a la familia, el laureado La mansión de los espejos, ¿sigue la estela de los trabajos anteriores o hay un cambio de estilo o de los temas tratados en sus canciones?

No creo que haya cambio de estilo realmente porque creo que todas ellas responden al patrón de “canción pop” que es más o menos reconocible, con sus estribillos y sus cosas, ni creo que tampoco haya un gran cambio en los temas que se tratan, porque en la mayoría de las canciones abordo el amor o las relaciones personales como motivo central de la historia, lo que sí hay es cierta evolución en los textos y en las estructuras de las canciones; incluyendo algunos riffs de guitarra, ritmos y afinaciones alternativas y algunas estructuras un poco menos convencionales.

Es, también, una pieza en la evolución de lo que espero y deseo, sea una larga carrera como guitarrista y compositora.

Y, sobre su llegada al mundo, es conocido por todos que La mansión de los espejos nace a partir de un proyecto de crowdfunding, iniciativa cada vez más común entre los jóvenes artistas. ¿Qué opinas de esta fórmula de financiación? ¿La recomendarías a los intérpretes y músicos que sueñan con grabar su primer disco?

Creo que el crodwfunding está genial y que genera cosas muy bonitas y sensación de apoyo y aceptación y cercanía con la gente que escucha tu música, pero que requiere una cantidad ingente de energía y en casos en que tenga un éxito mayor de lo esperado, un equipo de gente que te ayude, porque puede resultar desbordante, sobre todo si se compagina con la grabación de un disco, como en la mayoría de los casos.

A la gente que sueñe con grabar su primer disco les diría, o recomendaría, que grabar un disco no sea su sueño, que su sueño sea ser un gran compositor o un trompetista de la hostia, o hacer unas rimas que te cagas, que graben maquetas, en casa, con equipo más barato, para el que se necesita currar un par de meses, no hacer un crowdfunding. Que encuentren su rollo así primero, que gocen investigando y autoproduciéndose ellos solos o con otros músicos y compositores, de los que puedan aprender cosas, a poder ser.

Saber que tu trabajo es fruto del apoyo de numerosas personas que confían en ti y en tu talento de una manera tan directa como es la aportación voluntaria que supone el crowdfunding, ¿te da seguridad a la hora de dar forma y grabar este primer Lp o genera una sensación más vertiginosa, de mayor presión?

Supongo que ambas, es curioso como dos sensaciones tan opuestas pueden nacer de un mismo hecho. Pero la ilusión es lo que siempre puede con todo.

La aportación voluntaria te la tienes que ganar igual cuando te haces tú tus discos por tu cuenta. Entonces una vez pagados y fabricados, tienes que convencer a la gente para que primero lo escuche, luego venga a verte en concierto y luego se lo compre.

En el caso del crowdfunding generalmente se genera una relación cómplice entre los mecenas, que apoyan al artista y su proyecto (independientemente de cual sea el resultado de ese disco en particular) y por eso financian el proceso, para que tenga la libertad creativa que la falta de dinero le impide tener.

Cambiando de tercio, llama la atención que en tu biografía siempre se hace referencia a que comenzaste a tocar y componer inspirada por Avril Lavigne. ¿Qué viste en ella que te llevara a empuñar la guitarra y lanzarte al mundo de la música?

Supongo que en ella vi sin verlo un sitio por donde empezar, la cáscara; entrecomillo todo y es más fácil: “la rebeldía, la estética, la música, la voz, las canciones.”

Al nivel de “canciones-los40”, que es el medio por el que me debió llegar su música, el primer disco de Avril “Let Go” es temazo tras temazo, eh?

Ojalá se hicieran ahora más discos así en la escena de música adolescente.


Sin embargo, no es la joven canadiense la única que hizo mella en tu repertorio de influencias, ¿no? ¿Qué otros artistas han influido en tu manera de cantar y componer?

Cuando era más joven también escuchaba Evanescence, P.O.D y esa onda nü-metalera de finales de los 90.

Han influído muchos artistas que escuchaba entonces y siguen haciéndolo los que escucho ahora y algunos de los músicos con los que me he encontrado en el camino.

Hace unos años me dio muy fuertecito con John Mayer, también.

Los últimos grupos que más me gustan a nivel creativo son Alabama Shakes y Warpaint, además con una fuerte presencia de mujeres en ambas formaciones.


Y, como de artistas anda el juego, ¿con quiénes has colaborado hasta ahora?

He colaborado con alguna gente muy buena y muy bonica a nivel nacional.

Sobre todo colaboraciones en directo y algunas pocas grabaciones, pero por ejemplo, con Rozalén y Rayden, que les vi hace poquísimo cantar también juntos en Madrid, con El Kanka, con por supuesto mis amadas Patricia Lázaro y Road Ramos. También he cantado en conciertos de mucha gente, la verdad que he tenido mucha suerte, con Second, con Zahara, con Leiva, cualquier que se ponga a buscar encuentra cosillas.

¿Y con quién te gustaría hacerlo?

Pues estoy más interesada en colaborar creando desde cero con compositores o músicos que actuando en directo o grabando en canciones de otros, aunque siempre es un placer cantar una buena canción. En este aspecto hay gente talentosa en este país con la que me gustaría trabajar, como Manuel Cabezalí, Miguel Rivera, y también me gustaría cantar y escribir con Kase O, que ahora que estoy escuchando su disco estoy flipadísima.

Además de ese/esos artistas, no sería extraño que alguno/a de los participantes en esta edición del Certamen de Jóvenes Cantautores volviera a cruzarse contigo en este frenético mundo de conciertos y giras. A día de hoy ¿qué consejo les darías a estos jóvenes cantautores?

Que no se conformen.

Finalmente, agradeciendo tu participación en este certamen, querríamos saber: ¿Qué opinas de este tipo de eventos? ¿Animarías a los artistas que aún no se hayan atrevido, a participar en ellos?

En los certámenes es donde a veces se interconecta la escena de autor nacional y que llega desde todas partes del país.

La verdad es que cuando era más chica decía que no me gustaban, quizá tuve que ver con que no gané el único al que fui, pero creo que son una muy buena oportunidad ahora mismo para salir ahí y ver lo que pasa, cómo te sientes, enfrentarte a un público de verdad, salir de la burbuja de internet, pero no hay que rallarse con competir ni ganar ni pensar que eres peor o mejor que unos u otros.

La alegría de los certámenes es compartir y disfrutar de la juerga y la música, si no te mola ninguna de estas cosas, mejor no vayas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario